Los sistemas de aire acondicionado se suelen utilizar para enfriar el aire interior de una o varias habitaciones a la vez, extrayendo el calor del interior de la habitación para enviarlo al exterior.

Aire acondicionado: en modo refrigeración

Air conditioner in colling mode

Modo multisplit (1 unidad exterior + varias unidades interiores)

Si un aire acondicionado permite generar frío y refrigerar en verano, también puede servir para calentar una vivienda en invierno. Esta doble función está garantizada por los climatizadores reversibles o las bombas de calor.

Aire acondicionado reversible: en modo calefacción

Air conditioner in heating mode

Modo split (1 unidad exterior + 1 unidad interior)                                          1 = unidad exterior / 2 = unidad interior

Existen distintas familias de sistemas de aire acondicionado. Aparte de los sistemas de aire acondicionado monobloque, que Eurovent Certita Certification no certifica en estos momentos, existen dos tipos de climatizadores:

- los «split» (o monosplit), compuestos por una unidad exterior y una unidad interior;
- los «multisplit», compuestos por una unidad exterior y varias unidades interiores.

En el caso de los sistemas de aire acondicionado «multisplit» reversibles, todas las unidades interiores funcionan de forma simultánea en el mismo modo, ya sea el modo «refrigeración» o el modo «calefacción». No es posible tener unas unidades interiores funcionando en modo «refrigeración» y otras en modo «calefacción». (Para esta funcionalidad: consultar el programa Caudal de refrigerante variable (VRF, por sus siglas en inglés))

Existen distintos tipos de unidad interior en función de la ubicación en la que se vaya a colocar:

  • Unidades de pared o «split» (1)
  • Consolas (2)
  • Unidades de techo (3)
  • Casetes (4)

 

Principio de funcionamiento

Un sistema de aire acondicionado consta de 5 elementos:

  1. Un fluido frigorígeno o refrigerante que circula por el interior del sistema de aire acondicionado. Este fluido cambia de estado en cada componente para convertir la energía extraída de la habitación y enviarla al entorno exterior en forma de calor.
  2. Un evaporador, también denominado «intercambiador». Al recuperar las calorías presentes en el aire interior, transforma el fluido refrigerante en estado gaseoso por medio de la evaporación.
  3. Un compresor alimentado por un motor (eléctrico) aumenta la temperatura del fluido que sale del evaporador, aumentando a la vez la presión del mismo.
  4. Un condensador, también denominado «intercambiador», garantiza la transmisión de la energía generada durante el cambio de estado del fluido hacia el ambiente exterior. La condensación transforma en líquido el gas que sale del compresor.
  5. Una válvula de expansión para disminuir la presión del líquido que sale del condensador, para que el fluido refrigerante pueda comenzar un nuevo ciclo.

En el caso del sistema de aire acondicionado reversible, o de la bomba de calor aire-aire, el funcionamiento se realiza a la inversa. El evaporador se convierte en condensador y viceversa. Así, el aparato puede captar el calor del aire exterior para enviarlo al interior.

Ventajas de un aire acondicionado split o multisplit

Un sistema de aire acondicionado obtiene su fuente de energía de la naturaleza, de forma gratuita. Las calorías extraídas del entorno (aire), constantemente renovadas por el sol, el viento y las precipitaciones, son inagotables.

Como consecuencia de los nuevos reglamentos europeos a favor de la venta de equipos de calefacción eficientes, las prestaciones de los sistemas de aire acondicionado han evolucionado recientemente: la eficacia de un sistema de aire acondicionado, caracterizada durante mucho tiempo por una eficiencia instantánea, denominada EER (coeficiente de eficiencia energética) para el modo «refrigeración» y COP (coeficiente de rendimiento) para el modo «calefacción», ahora se caracteriza por prestaciones que reflejan la eficiencia del sistema de aire acondicionado durante todo el año. Hablamos entonces de SEER (factor de eficiencia energética estacional para el modo «refrigeración») y de SCOP (coeficiente de rendimiento estacional para el modo «calefacción»).

Por último, este rendimiento estacional se asocia a clases energéticas (A++, A+, etc.), lo que simplifica la comparación entre sistemas de aire acondicionado.

Air conditioner label

Comparar para una elección acertada

Para acertar en su elección, basta con comparar los productos. Sin embargo, cuando las prestaciones de los productos no están certificadas, esta tarea es imposible.

La certificación permite comparar con total objetividad.

  • Las prestaciones de los productos se evalúan conforme a los mismos criterios, y los resultados se expresan en la misma unidad de medida, independientemente del país en el que se fabriquen o comercialicen los productos.
  • En un producto certificado, un organismo acreditado, imparcial, independiente y competente ha verificado sus prestaciones.
  • Los productos certificados satisfacen las normas industriales.
  • Un producto cuyas prestaciones estén certificadas funcionará conforme a las especificaciones del fabricante.

Las prestaciones que certificamos

  • SEER (Seasonal Efficiency Energy Ratio) = Factor de eficiencia energética estacional.
  • SCOP (Seasonal Coefficient of Performance) = Coeficiente de rendimiento estacional.
  • dBA (decibelios ponderados en A) = Se utiliza para medir el ruido ambiental.