Entender el SEER y el SCOP


Sep 14, 2023

La eficiencia energética de una serie de sistemas HVAC se mide por SEER, que es el coeficiente de eficiencia energética estacional para el modo de refrigeración, y SCOP, que es el coeficiente estacional de rendimiento para el modo de calefacción. Eurovent Certita Certification (ECC) lleva 30 años certificando la eficiencia energética de los productos HVAC, por lo que sabe un par de cosas sobre las clasificaciones de rendimiento energético. En este artículo analizamos el SEER y el SCOP y por qué son importantes. 

¿Por qué necesitamos SEER y SCOP?

Una amplia gama de productos están regulados para garantizar que alcanzan unos valores de referencia específicos en lo que respecta al consumo de energía. Desde sistemas de calefacción y refrigeración hasta ordenadores y secadoras, los aparatos que consumen energía se clasifican para ayudar a los consumidores a tomar decisiones más ecológicas y fomentar la competencia entre fabricantes para el desarrollo de productos sostenibles. 

La Directiva sobre diseño ecológico de la Comisión Europea (2005/32/CE) tiene por objeto reducir el impacto en el medio ambiente de los productos relacionados con la energía (ErP). Los productos utilizados para calefacción y refrigeración deben cumplir unos requisitos mínimos de eficiencia energética. SEER y SCOP ofrecen mediciones normalizadas realistas para la clasificación de la eficiencia de refrigeración y calefacción, tanto para cumplir la normativa como para permitir la comparación directa de sistemas, utilizando los mismos conjuntos de datos.

¿Qué es el coeficiente de eficiencia energética estacional (SEER)?

El SEER mide la eficiencia de refrigeración de productos como enfriadoras y sistemas de aire acondicionado. Es una evolución del Índice de Eficiencia Energética (EER), cuyo objetivo es reflejar con mayor fidelidad el uso diario de un aparato a lo largo de un año. Mientras que el EER da la eficiencia en un punto determinado, el SEER tiene en cuenta que la demanda de refrigeración cambiará a lo largo del año y reproduce el uso estacional. 

¿Cómo se calcula la clasificación SEER?

Para medir el consumo de energía de una unidad, en modo refrigeración, a lo largo de una temporada de refrigeración típica, SEER utiliza una temperatura interior establecida, junto con diferentes temperaturas exteriores y capacidades de carga para simular la vida real. La norma EN 14825 define la metodología de ensayo. El SEER se calcula en las siguientes condiciones

Fuente de aire: 

  Capacidad    100%   74%   47%   21%
  Temperatura exterior   35o   30oC   25o   20o

Fuente de agua: 

  Capacidad    100%   74%   47%    21% 
  Temperatura exterior   30oC   26o   22o   18o

El índice SEER se calcula dividiendo la potencia frigorífica total en BTU (en las distintas condiciones) por la energía eléctrica total utilizada en vatios.

¿Qué es una buena clasificación SEER?

Cuanto mayor sea la clasificación SEER, mayor será la eficiencia máxima del sistema. El SEER ofrece una cifra valiosa y tangible que es fácil de entender para todo el mundo, sea cual sea su formación y conocimientos sobre calefacción, ventilación y aire acondicionado.

A continuación se ofrece un ejemplo de las clasificaciones SEER para productos aire-aire de menos de 12 kW:

  Clase de eficiencia energética    SEER
  A+++    SEER ≥ 8.50 
  A++    6.10 ≤ SEER < 8.50 
  A+    5.60 ≤ SEER < 6.10 
  A    5.10 ≤ SEER < 5.60 
  B   4.60 ≤ SEER < 5.10 
  C   4.10 ≤ SEER < 4.60 
  D   3.60 ≤ SEER < 4.10 
  E   3.10 ≤ SEER < 3.60 
  F   2.60 ≤ SEER < 3.10 
  G    SEER < 2.60 

Qué es el coeficiente de rendimiento estacional (SCOP)?

El SCOP se utiliza para medir la eficiencia térmica en productos como las bombas de calor. Se trata de una evolución del Coeficiente de Rendimiento (COP), cuyo objetivo es reflejar mejor el uso diario de un sistema a lo largo de un año. Mientras que el COP indica la eficiencia en un punto determinado, el SCOP tiene en cuenta que nuestras necesidades de calefacción cambian. El SCOP reproduce el uso estacional y proporciona un índice de eficiencia máxima para el aparato, con todo el sistema funcionando a un nivel óptimo.

¿Cómo se calcula la clasificación SCOP?

El SCOP se calcula de forma un poco diferente al SEER, ya que se pueden utilizar tres climas europeos para representar las condiciones de funcionamiento estacional típicas. Se trata de Estrasburgo para un clima medio, Atenas para un clima más cálido y Helsinki para un clima más frío. Dado que los tres climas experimentan temperaturas invernales muy diferentes, esto ayuda al profesional de la climatización a comprender cómo funcionará el sistema en el entorno instalado. 

La norma EN 14825 define la metodología de ensayo. La eficiencia energética se calcula en cuatro puntos de funcionamiento predefinidos, considerando condiciones de carga parcial. El SCOP se calcula mediante el perfil medio EN14825, con las opciones voluntarias de perfil más cálido y perfil más frío:

Perfil medio:

  Temperatura interior   20o   20o   20o   20o
  Ratio de carga parcial    88%    54%   35%   15%
  Temperatura exterior    -7o   2o   7o   12o

Perfil más cálido: 

  Temperatura interior   20oC   20oC   20oC
  Ratio de carga parcial    100%    64%    29% 
  Temperatura exterior   2o   7o   12o

Perfil más frío:

  Temperatura interior   20o   20o   20o   20o   20o
  Ratio de carga parcial   82%    61%   37%   24%    11% 
  Temperatura exterior    -15o   -7o   2o   7o   12o

El índice SCOP se calcula dividiendo la potencia calorífica total en kilovatios hora (kWh) en los distintos puntos de funcionamiento por la energía eléctrica total utilizada (también en kilovatios hora). 

¿Qué es una buena clasificación SCOP?

Al igual que el SEER, cuanto mayor sea el número, mayor será la clasificación de rendimiento energético. Observará que las cifras de SCOP no son tan altas como las de SEER, esto se debe a que la calefacción utiliza más energía que la refrigeración y no alcanzará las mismas eficiencias. Por lo tanto, quienes elijan sistemas con mayor demanda de calefacción que de refrigeración pueden dar prioridad a la clasificación SCOP a la hora de determinar qué sistema ofrecerá la mejor eficiencia en general. 

A continuación se ofrece un ejemplo de clasificación SCOP para productos aire-aire de menos de 12 kW:

  Clase de eficiencia energética   SCOP 
  A+++   SCOP ≥ 5.10 
  A++    4.60 ≤ SCOP < 5.10 
  A+    4.00 ≤SCOP < 4.60 
  A    3.40 ≤ SCOP < 4.00 
  B    3.10 ≤ SCOP < 3.40 
  C    2.80 ≤ SCOP < 3.10 
  D    2.50 ≤ SCOP < 2.80 
  E    2.20 ≤ SCOP < 2.50 
  F    1.90 ≤ SCOP < 2.20
  G    SCOP < 1.90 

Alcanzará mi sistema el SEER y el SCOP indicados?

SEER y SCOP dan una buena indicación del uso estacional de energía HVAC durante un año típico. Sin embargo, hay que recordar que el SEER y el SCOP son mediciones de un sistema que funciona a pleno rendimiento. Es muy poco probable que un sistema funcione de forma óptima el 100% del tiempo.

El rendimiento del sistema dependerá de:

  • Un buen diseño y una instalación profesional de todo el sistema
  • Un mantenimiento regular
  • El tamaño del edificio a climatizar y su eficiencia energética
  • El tamaño del sistema y su capacidad de tratamiento del aire
  • El tiempo de uso diario del sistema
  • La temperatura interior que prefiera
  • La temperatura del aire exterior.

Así pues, aunque un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado bien diseñado, instalado y mantenido debería funcionar de forma eficiente y al máximo de su potencial, la eficiencia energética puede variar en función de una serie de factores. No obstante, el SEER y el SCOP pueden ser muy útiles a la hora de comparar sistemas.

¿Por qué debería elegir un producto con SEER y SCOP certificados?

Los fabricantes o distribuidores (si el producto es importado) tienen que demostrar su conformidad con normativas como la de Ecodiseño. Aunque existe una legislación que garantiza el cumplimiento, las pruebas se realizan de forma autónoma, lo que puede dar lugar a variaciones en la calidad y la precisión de las pruebas y, por tanto, en los resultados que guían las afirmaciones sobre el rendimiento del producto. 

La certificación por terceros elimina el riesgo de variaciones entre el rendimiento declarado y el real, y genera confianza al proporcionar datos de producto transparentes y verificados de forma independiente. Todos los programas de certificación ECC tienen un conjunto común de criterios para la calificación de los productos, y todas las unidades siguen exactamente la misma ruta y el mismo proceso de certificación.

Poder confiar en el rendimiento energético es un paso importante a la hora de especificar productos que funcionen como se espera de ellos. Para el profesional de HVAC&R, el valor añadido de elegir un producto certificado por Eurovent incluye:

  • Acceso a datos de rendimiento universalmente entendidos 
  • La garantía de que los datos del producto son exactos y han sido probados imparcialmente, según normas rigurosas, por una tercera parte experta e independiente.
  • La garantía de que los sistemas funcionarán como se espera, porque están diseñados sobre la base de un rendimiento verificado en la vida real
  • Garantía de que los productos cumplen los reglamentos, normas y códigos.
  • Y una serie de productos certificados tienen piezas de repuesto disponibles durante 10 años. Lo que significa que pueden recibir mantenimiento durante años.

Así que si necesita un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado energéticamente eficiente, busque hoy mismo en nuestro directorio de productos certificados.