Torres de enfriamiento fabricadas en planta

Una torre de enfriamiento, también denominada «equipo de evacuación del calor mediante evaporación», es un intercambiador térmico especializado en el cual el aire y el agua entran en contacto directo entre sí con el fin de reducir la temperatura del agua. Cuando se produce este contacto, se evapora una pequeña cantidad de agua, lo cual disminuye la temperatura del agua que circula por la torre. Una torre de enfriamiento fabricada en planta es una unidad producida en serie en una planta de producción (la cual se envía montada o desmontada, para facilitar el transporte). Los productos que se envían desmontados deben ser instalados por personal competente capacitado/supervisado por la sociedad autorizada. Este requisito no se refiere a las torres de enfriamiento construidas in situ.

Principio de funcionamiento

El agua, calentada por un proceso industrial o en un condensador de aire acondicionado (refrigerador por agua), se bombea y se envía a la torre de enfriamiento por medio de canalizaciones. Se pulveriza agua por las boquillas sobre el lecho de materiales denominados «de relleno», lo cual ralentiza la circulación del aire en la torre de enfriamiento y expone la superficie del agua en la medida de lo posible para maximizar el contacto aire-agua. El agua que circula por la torre de enfriamiento está expuesta al aire, el cual se envía a la torre a través de un ventilador de motor eléctrico. Cuando el agua y el aire entran en contacto, se evapora una pequeña cantidad de aire, lo cual genera una acción de refrigeración. A continuación, el agua refrigerada se reenvía hacia el condensador o el equipo de tratamiento, donde se absorbe el calor. Acto seguido, realiza un nuevo ciclo hacia la torre de enfriamiento, para que se vuelva a refrigerar.

Existen dos tipos principales de refrigeración:

  • De circuito abierto
  • De circuito cerrado

El objetivo de diseño de estos tipos de torres de enfriamiento es el mismo que el que se describe arriba. Sin embargo, las torres de enfriamiento de circuito cerrado funcionan de la misma forma que las torres de enfriamiento de circuito abierto, salvo por una excepción: la carga calorífica que se debe expulsar se transfiere del fluido del proceso (el fluido que se está refrigerando) al aire ambiental por medio de un serpentín de intercambio térmico. El serpentín sirve para aislar el fluido del proceso del aire exterior, para que este permanezca limpio y no se contamine en un circuito cerrado. Todo ello genera dos circuitos de fluidos diferentes: (1) un circuito externo, en el cual el agua pulverizada circula sobre el serpentín y se mezcla con el aire exterior; y (2) un circuito interno, en el cual el fluido del proceso circula por el interior del serpentín. Durante el funcionamiento, el calor se transfiere del circuito interno al agua pulverizada por medio del serpentín; después, este se libera a la atmósfera cuando una parte del agua se evapora.

En términos generales, las torres de enfriamiento se pueden agrupar en dos configuraciones de diseño basadas en la circulación del aire y en la proyección del agua:

En la torre de enfriamiento por agua de flujo a contracorriente, la circulación del aire es ascendente y vertical, a contracorriente con el agua caliente que fluye hacia abajo. El agua más fría entra en contacto con el aire más frío y más seco, para optimizar la transmisión de calor y obtener el máximo rendimiento.

En la torre de enfriamiento por agua de flujo cruzado, la circulación del aire es horizontal y el agua que fluye hacia abajo se encuentra con aire a distintas temperaturas. Por consiguiente, la transmisión de calor no siempre está optimizada.

Tiro natural o tiro forzado

El diseño de una torre de enfriamiento también se puede diferenciar por el ventilador. Los ventiladores de las torres de enfriamiento pueden utilizarse en una configuración de tiro natural o de tiro forzado:

Tiro natural: las unidades con ventilador requieren en torno a la mitad de la potencia de motor que los ventiladores de las unidades con un ventilador centrífugo de las mismas dimensiones, lo cual permite un ahorro significativo durante el ciclo de vida. Los componentes giratorios de gestión del aire de los equipos de tiro natural están montados en el piso superior de la unidad, lo cual reduce al mínimo el impacto del ruido del ventilador para los vecinos más cercanos y ofrece el máximo de protección contra la congelación del ventilador si la unidad funciona con temperaturas exteriores por debajo de cero grados.

Tiro forzado: los ventiladores centrífugos son inherentemente más silenciosos que los ventiladores axiales, aunque la diferencia es mínima y, a menudo, puede compensarse con la integración de ventiladores opcionales de bajo ruido o una atenuación del ruido en las unidades con ventilador axial. Los componentes giratorios de gestión del aire se encuentran en el lado de entrada del aire sobre la base de las torres de tiro forzado, lo cual facilita el acceso durante el servicio y el mantenimiento rutinario. Además, al colocar estos componentes en la corriente de aire seco de entrada, su vida útil es más larga, ya que también están aislados del aire saturado evacuado.

Ventajas con valor añadido

- Incentivo para una competencia leal entre las plantas

- Comparación de todos los actores por igual, con la ayuda de una única norma industrial, lo cual aumenta la confianza de los clientes

- Disminución de los elevados costes de explotación no previstos, gracias a los datos certificados

- Los costosos ensayos de rendimiento in situ resultan inútiles; determinación de la acción a emprender si un equipo no supera el ensayo de validación, así como qué parte debe hacerse responsable del gasto finalmente

- Certificación del equipo de enfriamiento mediante evaporación, lo que garantiza sus prestaciones térmicas antes del envío del equipo

Comparar para una elección acertada

Acertar en su elección es muy fácil: basta con comparar los productos. Sin embargo, cuando las prestaciones de los productos no están certificadas, esta tarea es imposible.

La certificación favorece una comparación objetiva.

  • Las prestaciones de los productos se evalúan conforme a los mismos criterios, y los resultados se expresan en la misma unidad de medida, independientemente del país en el que se fabriquen o comercialicen los productos.
  • Un organismo acreditado, imparcial, independiente y competente verifica las prestaciones de los productos certificados.
  • Los productos certificados satisfacen las normas industriales.
  • Un producto cuyas prestaciones estén certificadas funcionará conforme a las especificaciones del fabricante.

Las prestaciones que certificamos

Las unidades con ventilador requieren en torno a la mitad de la potencia de motor que los ventiladores de las unidades con un ventilador centrífugo de las mismas dimensiones, lo cual permite un ahorro significativo durante el ciclo de vida. Los componentes giratorios de gestión del aire de los equipos de tiro natural están montados en el piso superior de la unidad, lo cual reduce al mínimo el impacto del ruido del ventilador para los vecinos más cercanos y ofrece el máximo de protección contra la congelación del ventilador si la unidad funciona con temperaturas exteriores por debajo de cero grados.

Tiro forzado: los ventiladores centrífugos son inherentemente más silenciosos que los ventiladores axiales, aunque la diferencia es mínima y, a menudo, puede compensarse con la integración de ventiladores opcionales de bajo ruido o una atenuación del ruido en las unidades con ventilador axial. Los componentes giratorios de gestión del aire se encuentran en el lado de entrada del aire sobre la base de las torres de tiro forzado, lo cual facilita el acceso durante el servicio y el mantenimiento rutinario. Además, al colocar estos componentes en la corriente de aire seco de entrada, su vida útil es más larga, ya que también están aislados del aire saturado evacuado.

Ventajas con valor añadido

  • Incentivo para una competencia leal entre las plantas
  • Comparación de todos los actores por igual, con la ayuda de una única norma industrial, lo cual aumenta la confianza de los clientes
  • Disminución de los elevados costes de explotación no previstos, gracias a los datos certificados
  • Los costosos ensayos de rendimiento in situ resultan inútiles; determinación de la acción a emprender si un equipo no supera el ensayo de validación, así como qué parte debe hacerse responsable del gasto finalmente
  • Certificación del equipo de enfriamiento mediante evaporación, lo que garantiza sus prestaciones térmicas antes del envío del equipo

Comparar para una elección acertada

Acertar en su elección es muy fácil: basta con comparar los productos. Sin embargo, cuando las prestaciones de los productos no están certificadas, esta tarea es imposible.

La certificación favorece una comparación objetiva.

  • Las prestaciones de los productos se evalúan conforme a los mismos criterios, y los resultados se expresan en la misma unidad de medida, independientemente del país en el que se fabriquen o comercialicen los productos.
  • Un organismo acreditado, imparcial, independiente y competente verifica las prestaciones de los productos certificados.
  • Los productos certificados satisfacen las normas industriales.
  • Un producto cuyas prestaciones estén certificadas funcionará conforme a las especificaciones del fabricante.

Las prestaciones que certificamos

  • Características certificadas conforme a la norma CTI STD-201
  • Temperatura de bulbo húmedo de entrada
  • Intervalo de refrigeración
  • Aproximación de temperatura de refrigeración
  • Temperatura del fluido del proceso
  • Presión atmosférica
¿Una pregunta? ¿Necesita información?