Conductos de humos y revestimientos metálicos

Los conductos de humos y revestimientos metálicos ofrecen la ventaja de una gran facilidad de instalación. Los elementos del conducto se encajan entre sí y se sostienen con una abrazadera de unión.

Los conductos de humos, aislados o no, permiten la evacuación del humo de todos los sistemas de calefacción.

El revestimiento de un conducto consiste en colocar un tubo metálico en el interior del conducto de la chimenea para que el humo no entre en contacto con las paredes de la misma. Existen dos tipos de revestimiento: rígido y flexible; son ideales para los conductos nuevos o para la renovación de conductos antiguos.

Ventajas

  • Instalación fácil
  • Adaptados a todos los sistemas de calefacción
  • Resistencia a las temperaturas elevadas
  • Estanquidad de los gases de escape

Comparar para una elección acertada

Para acertar en su elección, basta con comparar los productos. Sin embargo, cuando las prestaciones de los productos no están certificadas, esta tarea es imposible.

La certificación permite comparar con total objetividad

  • Las prestaciones de los productos se evalúan conforme a los mismos criterios, y los resultados se expresan en la misma unidad de medida, independientemente del país en el que se fabriquen o comercialicen los productos.
  • En un producto certificado, un organismo acreditado, imparcial, independiente y competente ha verificado sus prestaciones
  • Los productos certificados satisfacen las normas industriales
  • Un producto cuyas prestaciones estén certificadas funcionará conforme a las especificaciones del fabricante.
¿Una pregunta? ¿Necesita información?