Unidades de techo

Una unidad de climatización de techo permite enfriar un edificio al extraer el calor del aire. Al igual que el climatizador doméstico, también puede ser reversible y, por tanto, satisfacer las necesidades de calefacción del edificio. Al contrario que los climatizadores, la unidad de techo es una única pieza (monobloque) y se instala en el tejado de un edificio.

Principio de funcionamiento

Una unidad de techo se puede describir como un climatizador que puede utilizar:

  • aire exterior (fresco) o una mezcla de aire exterior y aire de escape
  • aire reciclado (aire interior) o una mezcla de aire reciclado y aire exterior

Una unidad de techo está formada por 2 partes:

- Un primer compartimento para tratar el aire y su renovación. Se parece a una central de tratamiento de aire que permite mezclar aire exterior (fresco) con aire reciclado.

- Un segundo compartimento realiza la función de climatización (y el modo «calefacción» mediante la inversión del ciclo termodinámico) y está formado por un refrigerante, un evaporador, uno o varios compresores, una válvula de expansión y un condensador.

Asimismo, a la unidad de techo se puede integrar un calefactor eléctrico adicional o un quemador de gas.

La ventilación del aire se realiza con o sin aire exterior. La relación de aire fresco y aire reciclado se controla mediante una caja de mezcla: esta relación puede variar según la ocupación del edificio.

Asimismo, la unidad de techo posee una función «free-cooling»: tan pronto como las condiciones lo permiten, utiliza aire fresco exterior (por ejemplo, durante la noche) para satisfacer la demanda de enfriamiento de la sala. El ciclo termodinámico no funciona con el modo «free-cooling».

De este modo, la unidad de techo puede funcionar con un 100 % tanto de aire fresco como de aire reciclado, en función de las necesidades del edificio y de la estación.

Las diversas tecnologías certificadas

Las unidades de techo pueden estar en modo «solo frío» o «reversible». El término «reversible» significa que el climatizador puede generar calor (modo «calefacción») y frío (modo «refrigeración»).

Las unidades de techo extraen / expulsan las calorías en el aire, pero algunos modelos también pueden instalarse sobre un circuito de agua

Las ventajas de una unidad de techo

Una unidad de techo permite climatizar, calentar y ventilar superficies muy grandes. Por ello, se adapta especialmente bien a los grandes espacios de uso industrial o comercial, por ejemplo, almacenes, tiendas o grandes superficies. Nunca se utiliza espacio de suelo, porque la instalación se realiza sobre el tejado.

Cuando la función «free-cooling» está activada, el sistema realmente ahorra energía, siempre y cuando el compresor no esté en funcionamiento.

Comparar para una elección acertada

Para acertar en su elección, basta con comparar los productos. Sin embargo, cuando las prestaciones de los productos no están certificadas, esta tarea es imposible.

La certificación permite comparar con total objetividad

  • Las prestaciones de los productos se evalúan conforme a los mismos criterios, y los resultados se expresan en la misma unidad de medida, independientemente del país en el que se fabriquen o comercialicen los productos.
  • En un producto certificado, un organismo acreditado, imparcial, independiente y competente ha verificado sus prestaciones
  • Los productos certificados satisfacen las normas industriales
  • Un producto cuyas prestaciones estén certificadas funcionará conforme a las especificaciones del fabricante.

Las prestaciones que certificamos

Como consecuencia de los nuevos reglamentos europeos a favor de la venta de equipos de climatización y calefacción eficientes, las prestaciones de unidades de techo están en plena evolución: su eficacia, caracterizada durante mucho tiempo por una eficiencia instantánea, denominada COP (coeficiente de rendimiento) o EER (coeficiente de eficiencia energética), a partir del 1 de junio de 2018 se caracterizará por unas prestaciones que reflejan la eficiencia de la unidad de techo durante todo el año.


Por tanto, se hablará de:

  • SEER (factor de eficiencia energética estacional) o ηsc para el modo «refrigeración»
  • SCOP (coeficiente de rendimiento estacional) o ηsc para el modo «calefacción»
  • Capacidad de refrigeración
  • Capacidad de calefacción
  • EER
  • COP
  • Nivel de potencia acústica

A partir del 1 de junio de 2018:

  • Eficiencia energética estacional en modo «calor» (SCOP, ηsh)
  • Eficiencia energética estacional en modo «frío» (SEER, ηsc)
¿Una pregunta? ¿Necesita información?